El club Atlético 3 de Febrero interpuso a través de su asesor jurídico Claudio Cardozo, un recurso extraordinario de casación contra el acuerdo y sentencia Nro. 89 del tribunal de apelaciones que dejó impune por prescripción de plazos a José Orlando Benítez pese al desvío de más de mil millones de guaraníes de la institución.

El club considera que las innumerables acciones dilatorias realizadas por la defensa del encausado como incidentes, recusaciones y acciones de inconstitucionalidad que interrumpieron plazos procesales no han sido consideradas por la cámara de apelaciones por lo que la sentencia recae arbitraria e infundada.

Los jueces de segunda instancia ignoraron llamativamente 39 meses y 8 días de interrupciones para declarar perimidos los plazos y dejar libre a quien se apropió de los bienes del club. Ayer se presentó el recurso ante la Corte que tendrá la última palabra.