El funcionario del Tribunal Superior de la Justicia Electoral (TSJE) Francisco Javier Bracho Espínola, a nombre de quien figura una aeronave incautada en el marco del Operativo A Ultranza PY, afirmó que no «tiene nada que ver en el caso» y que ya se presentó ante la Fiscalía.

Francisco Javier Bracho Espínola manifestó que le tomó por sorpresa su vinculación con el operativo A Ultranza PY. Durante uno de los procedimientos, las autoridades se incautaron de una avioneta que estaba a su nombre. Aseguró que él nunca firmó ningún documento.

A través de una entrevista con radio Monumental 1080 AM, el hombre señaló que hace 14 años es funcionario del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), en calidad de contratado y con un sueldo de G. 2.300.000, por lo que le extraña la vinculación.

«Hace 14 años que trabajo en la institución, mi salario es de G. 2.300.000. No tengo casa propia, no tengo absolutamente nada a mi nombre y nunca subí a un avión», expresó.

En ese sentido, indicó que se presentó ante el Ministerio Público a causa de la aeronave incautada que estaría a su nombre y que tiene un valor de USD 350.000.

De igual manera, Bracho Espínola sostuvo que no conoce a ninguno de los implicados en el Operativo A Ultranza PY y que incluso tiene deudas que no puede cubrir, además de una sola cuenta bancaria de donde cobra su salario.

El funcionario lamentó el daño a su imagen y a la del TSJE, además de detallar que trabaja en la parte de organizaciones intermedias de la institución, que guarda relación con las elecciones de centros de estudiantes y clubes.

Una comitiva fiscal encabezada por la fiscala Lourdes Bobadilla se constituyó en el hangar PZ Flight en Luque para incautarse de una avioneta que presuntamente formaría parte de una organización dedicada al narcotráfico y posterior lavado de dinero.

La avioneta quedó a cargo de la Secretaría Nacional de Administración de Bienes Incautados y Comisados (Senabico).

Fuente:UH