Monseñor Adalberto Martínez Flores fue designado por el papa Francisco como el nuevo arzobispo de la Diócesis de Asunción, en reemplazo de Edmundo Valenzuela, quien cumplió con su prórroga de dos años en el cargo.

El nuncio apostólico de la Santa Sede, monseñor Eliseo Antonio Ariotti, en conferencia de prensa celebrada este jueves, dio a conocer la disposición enviada por el papa Francisco desde el Vaticano.

Edmundo Valenzuela había presentado su renuncia en coincidencia con su cumpleaños número 75 como establece el Derecho Canónico. En tanto, el Sumo Pontífice le concedió dos años más de licencia en el cargo, plazo que se cumplió en noviembre del 2021.

Eliseo Antonio Ariotti anunció que la toma del báculo pastoral será el próximo domingo 6 de marzo en la Catedral Metropolitana de Asunción, tras la misa de Cuaresma.

Hasta la fecha de asunción de Martínez, Edmundo Valenzuela seguirá con la administración del Arzobispado con el título de arzobispo emérito.

Su sucesor será el obispo Adalberto Martínez Flores, quien se convierte en el 44º obispo de la Diócesis de Asunción y el 6º Arzobispo Metropolitano, máximo cargo en la Iglesia Católica entre los religiosos de Paraguay.

A lo largo de su trayectoria pastoral, Martínez Flores, quien en julio cumple 71 años, se caracterizó por su cercanía con la juventud y con los más necesitados.

La Arquidiócesis de la Santísima Asunción abarca a las ciudades de Asunción, Lambaré, Limpio, Luque, Villa Elisa, Mariano Roque Alonso, Fernando de la Mora y Areguá. No obstante, el arzobispo es la cabeza de la Iglesia Católica del Paraguay.

Biografía del nuevo arzobispo

Monseñor Adalberto Martínez fue confirmado como nuevo arzobispo de Asunción.

Martínez en su trayectoria episcopal fue ordenado obispo titular de Tatilti, como auxiliar de la Arquidiócesis de la Santísima Asunción, el 8 de noviembre de 1997. El 18 de mayo de 2000 fue trasladado a la neoerigida Diócesis de San Lorenzo.

El 19 de febrero de 2007 fue nombrado obispo de la Diócesis de San Pedro; y el 14 de marzo de 2012 fue trasladado al Ordinariato Militar, como obispo de las Fuerzas Armadas de la Nación y de la Policía Nacional, hasta el 2018. Posteriormente, continúa como cabeza de la última, pero como administrador apostólico.

El 23 de junio, mediante un comunicado de la Santa Sede, fue nombrado como obispo titular de la Diócesis de Villarrica del Espíritu Santo y el 16 de setiembre tomó posesión canónica de esta.

Fuente:UH