Una comitiva fiscal-policial ejecutó este jueves dos allanamientos en el barrio Santa Ana de Ciudad del Este, en busca del presunto cabecilla de la banda de delincuentes que asaltó el Gran Nobile Hotel & Convention. Uno de los hijos adolescente del supuesto asaltante quedó demorado para averiguaciones.

Las intervenciones estuvieron a cargo del fiscal de la causa Juan Daniel Benítez, con acompañamiento de un contingente policial a cargo del comisario principal Feliciano Martínez, jefe Departamento de Investigaciones.

Ambas viviendas pertenecen a familiares del asaltante Juan Carlos Zeballos Bogarin alias Carlos Rico , quien había recuperado su libertad hace algunos meses, luego de permanecer ocho años en la cárcel. En su pesado historial delictivo figuran millonarios asaltos a entidades bancarias y a camiones transportadores de caudales.

El primer allanamiento tuvo lugar en una casa ubicada sobre la avenida Amambay del barrio Santa Ana de Ciudad del Este, pero tras una verificación minuciosa no hallaron evidencias relacionadas al hecho investigado.

Seguidamente, se trasladaron a otra vivienda en el mismo barrio donde incautaron un celular de la marca Iphone, modelo 11, y demoraron al hijo adolescente del presunto asaltante. Esto porque los intervinientes hallaron en su celular fotografías de billetes en dólares captadas ayer en horas de la madrugada.

Al ser interrogado por los policías, manifestó que esa noche su padre llegó un rato a su casa y mientras entró a ducharse revisó su billetera y tomó algunas fotos del dinero aparentemente para presumir en su grupo de amigos.

Delincuentes manejaban información

El asalto fue perpetrado por dos o tres delincuentes que llegaron al hotel situado en el barrio Las Mercedes, a metros del Multiviaducto, y tras reducir a los gerentes se alzaron con unos G. 200 millones.

Los delincuentes manejaban información precisa sobre el movimiento de dinero por lo que se presume que algún empleado estaría implicado.

Fuente:ABC