Joel Díaz, fiscal que intervino en la detención de Antonio Rodas Sanabria y Diosnel Florenciano Ruíz,  apuntados como cabecillas del grupo que ultimó a tres policías antinarcóticos en abril pasado, resaltó que se hizo un trabajo interesante de inteligencia y vigilancia para dar con ellos.

El dato trascendente es que Rodas en poco tiempo se convirtió en un patrón de la marihuana en la zona de Puentesiño. Este tenía mucha gente a su cargo, se encargaba del acopio importante de la droga y luego enviaba al exterior. “Rodas dio la orden para que se mate a los tres efectivos antinarcóticos”, aseveró.

Díaz aclaró que la investigación sobre el caso de los policías asesinados  no está cerrada aún, pues por lo menos hay otras siete personas más que están en la mira y que forman parte del grupo que lidera Rodas ,entre ellos uno que tiene como alias “Tuyá”.

Fuente:780 AM