Salud recuerda los consejos básicos y fundamentales a tener en cuenta para mantener el cuidado de nuestra salud y pasar una Navidad sin sobresaltos.

Primero que todo está la moderación el consumo del alcohol. No excederse con la sidra, la cerveza y el vino, o incluso el clericó. Poner un límite en el consumo de bebidas alcohólicas es crucial para prevenir accidentes y problemas de salud. Si uno debe conducir, debe evitar el consumo de alcohol; sí, nada de alcohol.

Luego está la comida uuf, también!. El Ministerio de Salud sugiere respetar los horarios de las comidas para evitar los exesos. No pasarse el día comiendo todo lo que uno encuentra a su paso. Y beber agua, al menos 8 vasos al día para eliminar las toxinas, prevenir la deshidratación y facilitar la digestión.

Salud incluso brinda unas recetas saludables para cocinar en estas fiestas, como unas costillitas de cerdo al horno, arroz a la griega y flan de mango. Habría que probar.

Finalmente, pero no menos importante, está la recomendación de evitar el uso de fuegos artificiales, especialmente considerando el riesgo que implica para niños y el malestar que genera en las mascotas.

Los juegos pirotécnicos, además de representar un riesgo por pérdida de miembros y amputaciones, quemaduras, daños oculares y sordera, entre otras consecuencias en el ser humano, para los animales son una verdadera tortura.

Ellos son más sensibles al ruido que los humanos, y los fuertes sonidos de las pirotecnias pueden causarles mucho estrés y miedo. Esto puede llevar a comportamientos agresivos, como escapar de sus hogares o atacar a personas u otros animales.

Haciendo caso a estas recomendaciones asumimos que podríamos pasar una muy feliz Navidad en familia.

Fuente: IP