Gilberto Ríos de 48 años se consideró un bendecido de la vida, tras ganar en el bingo una camioneta del año.

Su golpe de suerte se concretó el fin de semana pasado, y ayer, después de retirarla, se dedicó a festejar brindando con sus amigos.

A la medianoche del miércoles, el hombre iba retornando a su residencia, cuando perdió el control de su flamante rodado y chocó contra una columna de la ANDE.

El percance se verificó en la localidad de Peguahó, de la ciudad de Itá. Y a consecuencia del impacto, no solo quedó derribada la columna del tendido eléctrico, sino que también se vino abajo un transformador que estaba instalado en el sitio. A raiz de esto, gran parte de la ciudad de Itá sufrió el corte del fluido eléctrico.

La flamante camioneta, una Ford Ranger Raptor, sufrió desperfectos de importancia, entre ellos perdió una de las ruedas tras la rotura del tren delantero.

Pero eso no es todo, el suertudo a la vez que malogrado ciudadano, además de los gastos que deberá pagar por el arreglo de su vehículo, tendrá que desembolsar una millonaria suma a la Ande por la columna derribada, así como por el transformador dañado.

Fuente: Hoy Digital