El vendedor se convirtió en figura en un torneo que tuvo lugar en cancha del Deportivo Yaguarón.

En medio de tantas malas noticias, siempre surge una que nos devuelve la fe en la gente, como lo sucedido el domingo pasado en las finales del Campeonato Apertura de la Asociación de Escuelas de Fútbol de Yaguarón, donde el caramelero Remigio Marecos se hizo figura dando muestras de su honestidad.


En su cuenta de Facebook, la página «Revista Amóntema» contó: «En el estadio del Club Deportivo Yaguarón, el profesor Enrique Jara extravió su celular. Luego de mucho buscar, y cuando ya casi perdía las esperanzas de encontrarlo, Remigio Marecos, un humilde y sacrificado vendedor de golosinas de la compañía Curupicayty, de Itá,lo encontró y se lo devolvió».

De familia


No es casualidad el gesto ejemplar, a juzgar por los comentarios en dicha página de noticias, donde apareció su hermano, Nery Marecos, revelando historias similares.


«Bien ahí, hermano. Yo encontré en 3 ocasiones y siempre lo devolví: 2 veces en colectivo sobre Acceso Sur que va desde Itá hasta Guarambaré y una vez en un depósito de materiales», señaló, mostrándose orgulloso de su pariente.

Fuente: Extra