Gestión de Rubén Rojas está salpicada de denuncias por corrupción en Hernandarias

Llueven las denuncias contra el intendente de Hernandarias, Rubén Rojas, debido a su pésima gestión administrativa, supuestos hechos de irregularidades, incumplimiento de pago de salarios en tiempo, vertedero municipal en calamitoso estado y vicios de supuesta corrupción, según denuncias de estamentos ciudadanos y de algunos concejales.

De acuerdo a los datos, en junio de 2017 una organización ciudadana había solicitado a la municipalidad local informes sobre la construcción de la bicisenda y el proyecto de colocación de pisos, tipo parquet, en el Polideportivo Municipal. Ambos trabajos fueron salpicados de denuncias de irregularidades como supuesta sobrefacturación, en el caso de la construcción de la bicisenda y de la ejecución sin licitación del piso parquet del polideportivo.

Sin embargo, la institución municipal no contestó a los requerimientos ciudadanos, según la queja de los pobladores.

De igual modo, se había pedido informes sobre los recursos que la Itaipu aportaba al municipio y el proceso de compra de dos tractores, ya que el intendente presentaba la adquisición de las maquinarias, antes de la aprobación de la Junta Municipal, según las denuncias, que tampoco tuvieron respuestas del administrador comunal.

A estas denuncias, se debe sumar el caso del vertedero municipal, que, según los datos, unos G. 17 mil millones se había supuestamente invertido en este establecimiento para convertirlo en una moderna planta de tratamiento y disposición final de residuos sólidos y hospitalarios, lo que en la realidad no se observa hasta el momento, según las denuncias y del que tampoco, Rojas brindó explicaciones hasta hoy día.