Desinfección total es clave al llegar a casa

Es importante desinfectar manos, ropas y calzados antes de entrar en contacto con los miembros de la familia que conviven en el hogar, objetos y superficies. También, se debe higienizar las bolsas de las compras y todo artículo adquirido.

Toda persona al regresar de su trabajo o de hacer las compras para el abastecimiento del hogar, debe someterse a un proceso de higiene y desinfección como medida preventiva para evitar la introducción de virus en la casa y la posible transmisión del COVID-19 a los miembros de la familia.

Se recomienda:

1- Antes de ingresar al domicilio, quitarse los zapatos y dejarlos afuera, en la entrada.

El calzado debe desinfectarse con lavandina al 5% (hipoclorito de sodio); dejar actuar unos minutos, posteriormente pasarle un paño desechable.

Lavandina al 5%: debe diluirse en agua (1 taza de lavandina y 9 tazas de agua). Este preparado puede cargarse en una botella de plástico con rociador y emplearse para la desinfección de objetos y superficies del hogar.

2- Seguidamente, lavarse las manos con agua y jabón, luego desinfectar con alcohol al 70%.

El lavado debe ser enérgico durante 30 segundos hasta alcanzar el antebrazo. Secarse con toalla o papel desechable, si no cuenta con ello, use toalla de tela limpia y reemplace cuando se moja. Por último, aplicarse por las manos alcohol para la desinfección.

Después del lavado de las manos es importante desinfectar el grifo (canilla) con la solución de lavandina al 5% diluido en agua.

3- Cambiarse toda la ropa con la que vino de la calle.

Las prendas se deben colocar en una bolsa, atarla y luego trasladarla para el lavado inmediato.

Lavar la ropa. El lavado de las prendas debe hacerse con detergente de uso doméstico, a mano o en lavadora, sin mezclar con ropas de otros miembros de la familia.

Desinfectar objetos, bolsas y productos adquiridos.

Desinfectar con lavandina al 5%: todo lo que estuvo en contacto con la persona que ingreso de la calle: picaportes de las puertas y las llaves utilizadas, cartera, billetera, el celular y superficies.

Desinfectar con lavandina al 5% o alcohol al 70%: bolsas del supermercado, farmacia u otros comercios, artículos de plástico, metal o cartón.

Lavar con agua y jabón: los productos comestibles envasados, incluidos las latas, frascos, sachets, tetra pak, potes.

Lavar con agua y un par de gotas de lavandina: las frutas y verduras.

Por cada litro de agua colocar dos gotas de lavandina.