Advierten en los EEUU que la "misteriosa enfermedad" del vapeo se está volviendo epidemia

Los peligros asociados a la utilización de cigarrillos electrónicos ya son bien conocidos (Shutterstock)

En ese país, ya suman un fallecido y más de 215 personas con "enfermedades misteriosas y potencialmente mortales"

Relacionadas con el uso frecuente de vapeadores. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades alertó sobre el crecimiento del consumo, fundamentalmente entre los jóvenes. En los EEUU ya suman más de 215 las personas con enfermedades respiratorias "misteriosas y potencialmente mortales" relacionadas con el vapeo esta temporada de verano. El brote se está "convirtiendo en una epidemia; algo está muy mal", advirtieron las autoridades sanitarias de ese país.

Los pacientes, en su mayoría sanos y en sus últimos años de adolescencia y 20 años, se presentan en los servicios de guardia con falta de aliento severa, a menudo después de sufrir durante varios días vómitos, fiebre y fatiga.

El tratamiento se complicó por la falta de conocimiento de los pacientes, y a veces por la negación total, sobre las sustancias reales que podrían haber usado o inhalado.

En esta misma línea, estudios científicos como el de la Universidad de Stanford (publicado en JACC en agosto 2019) muestran el daño que producen los distintos aromatizadores (independientemente de si tiene nicotina o no) sobre las células de los vasos sanguíneos, lo que predispone al daño cardíaco.

"En la Argentina, si bien no se dispone de estadísticas ciertas, el cigarrillo electrónico ya fue incluido en el registro de factores de riesgo y se sabe que su consumo es cada vez más frecuente producto de una cierta moda y el falso concepto de que es más sano que el cigarrillo industrial", sostuvo Toscano Quilon.

En los Estados Unidos, el crecimiento del consumo es exponencial y se habla de un aumento anual del 40% de consumidores, fundamentalmente en jóvenes de nivel secundario y universitario. En este mismo país se está promoviendo la prohibición de la venta a menores de 21 años, mientras que en la Argentina estos productos y otros relacionados están prohibidos por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para su venta desde el año 2011.

El director de los CDC, Robert R. Redfield, fue contundente: "La gravedad de la enfermedad que experimentan las personas es alarmante y debemos difundir que usar cigarrillos electrónicos y vapear puede ser peligroso". "Ya no quedan dudas y es nuestra responsabilidad alertar a toda la comunidad, y especialmente a los jóvenes, de que el consumo de cigarrillo electrónico no es una moda cool -insistió-. Muy por el contrario, es un elemento que causa daño demostrado tanto para el que lo usa como para los vapeadores pasivos".

En su última declaración a los medios el pasado viernes, Redfield destacó: "Tanto los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EEUU como la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, su sigla en inglés) estamos trabajando incansablemente para investigar los incidentes angustiantes de enfermedades respiratorias graves asociadas con el uso de productos de cigarrillos electrónicos".

Así se ven los pulmones de un paciente con hábito de vapeo: densidades o áreas blanquecinas parecidas a nubes típicamente asociadas con algunas neumonías, líquido en los pulmones o inflamación (The New York Times)

Así se ven los pulmones de un paciente con hábito de vapeo: densidades o áreas blanquecinas parecidas a nubes típicamente asociadas con algunas neumonías, líquido en los pulmones o inflamación (The New York Times)

Fuente:Infobae