Realizar actividad física mejora nuestras condiciones

La inactividad física es la responsable del 6% de las muertes registradas en todo el mundo y es uno de los cuatro principales factores de riesgo de mortalidad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por esa razón, se aconseja evitar el sedentarismo dedicando al menos dos horas y media semanales a una activad física, aunque sea de intensidad moderada, a todas aquellas personas mayores de 18 años y al menos una hora diaria a los menores de 17. 

Una situación que en verano puede agravarse pese a que se conoce bien que el ejercicio físico tiene importantes beneficios para la salud y que realizar ejercicio físico moderado es muy beneficioso para mantener el cerebro sano.

La actividad física mejora diversas funciones ejecutivas cerebrales como la motivación y el impulso a hacer ejercicio, es decir, el mismo ejercicio ayuda a vencer la pereza y se promueve a sí mismo, cerrándose un círculo virtuoso de enorme importancia para la salud.