El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, promulgó este viernes la ley de compras públicas, con la cual se prevén mayores controles y sanciones en los procesos de suministros y contrataciones públicas.

Durante una conferencia de prensa, en Mburuvicha Róga, representantes del Poder Ejecutivo anunciaron que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, promulgó la Ley de Suministros y Contrataciones Públicas.

Según explicó el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, con la normativa se establece una cadena de suministros «con miras a la planificación y modernización del sistema de compras públicas, priorizando la compra eficiente antes del proceso», indicó.

Además, la normativa va a actualizar diversos aspectos vinculados a la Ley de Contrataciones Públicas vigente, que data del año 2003.

«Tenemos muchas expectativas para que esto sirva en el proceso de las compras públicas, para que haya mayor transparencia», aseveró el secretario de Estado, añadiendo que se enmarca dentro de las reformas de gasto público, las leyes relacionadas con la responsabilidad fiscal, entre otras normativas.

Mediante el documento se establece que el Gobierno contratará bienes y servicios de «mayor calidad»; personas inhabilitadas no podrán crear empresas de maletín para seguir proveyendo al Estado; las mipymes tendrán preferencia en las compras públicas.

Asimismo, a través del portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), la ciudadanía podrá acceder a toda la información referente a los procesos de compras públicas, en formato de datos abiertos; y se fortalecerá la economía local con la compra a grupos indígenas y otros sectores vulnerables.

Nota relacionada: Proyecto de ley de compras públicas aumenta sanciones

También se prevé evitar que las autoridades de alto rango y sus familiares sean proveedores del Estado y se amplía de tres a cinco años el tiempo máximo de sanción para proveedores que no cumplan con el Estado e incluye la sanción de multa.

“Tiene un sistema de sanciones mucho más completo, de inhabilitación de quienes no pueden participar de una licitación por razones de vinculación con funcionarios. También se establece un sistema de contagio de la sanción a empresas vinculadas por accionistas comunes o directores comunes”, detalló en su momento Pablo Seitz, titular de la DNCP.

En octubre pasado, durante una sesión extraordinaria, la Cámara de Diputados sancionó el proyecto de Ley de Suministros y Contrataciones Públicas, tras lo cual pasó a manos del Poder Ejecutivo para su promulgación y posterior reglamentación.

La propuesta fue presentada en el 2021 por la Presidencia de la República, tras un trabajo conjunto con el Ministerio de Hacienda y la Secretaría Técnica de Planificación (STP). Además, la DNCP estaba trabajando desde el 2020 en la reforma del sistema de compras públicas, que no abarque solo lo normativo, sino también aspectos técnicos y operativos.

Fuente:UH