Una denuncia de millonaria estafa salpica nuevamente a un local comercial situado en el conocido shopping Vendôme de Ciudad del Este. La víctima es el turista brasileño Fabio dos Santos Oliveira Filho, de 19 años, oriundo de la ciudad de Rio de Janeiro, quien en abril último realizó una compra de electrónicos, por los que entregó R$ 140 mil (unos G. 172.000.000), con la promesa de que le enviarían las mercaderías y al recibirlas abonaría el faltante, pero tal cosa nunca ocurrió. La Policía ya perdió la cuenta de las denuncias recibidas contra comercios ubicados en dicha galería.

Fabio dos Santos Oliveira Filho relató a la Policía que compró aparatos celulares, receptores de canales, cigarros electrónicos, computadoras, auriculares y relojes del local denominado “Xiaomi”, ubicado en el 3er. piso del conocido shopping, que sería propiedad de Moisés Miranda, hermano del exconcejal municipal Celso “Kelembú” Miranda. Por las mercaderías había entregado la suma de 140.000 reales a través de la aplicación de sistema Pix y dinero en efectivo, con la promesa de que una vez recibidos dichos productos en la ciudad de Rio de Janeiro iba a pagar lo que faltaba. Los supuestos vendedores, que serían Víctor y Bruno, cuyos demás datos desconoce, se comprometieron en enviarle las mercancías vía transportadora. Pasaron los meses y las mercaderías nunca llegaron a destino, entonces el extranjero regresó en varias ocasiones a dicho local, donde los sindicados alegaron que perdieron los productos y se negaron a devolverle su dinero.

VIEJA PRÁCTICA

Ayer, nuevamente el afectado volvió al Paraguay y radicó su denuncia ante la comisaría 1ª de la ciudad. El oficial 2º Oscar Cáceres acompañó al denunciante hasta el lugar denunciado, donde dialogaron con algunos empleados del local, quienes se “negaron a identificarse”, alegando que son nuevos y que el local cuenta con nueva administración y otro nombre denominado “All Atacado”, y que el anterior local denominado “Xaiomi” ya fue clausurado, una vieja práctica de los estafadores para zafarse de la justicia. El hecho se comunicó vía telefónica a la agente fiscal de turno Julia González, quien dispuso que los antecedentes sean remitidos al Ministerio Público.

Fuente: La Clave