El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, defendió la posición paraguaya de adoptar políticas conjuntas y compartidas dentro del Mercosur. «Si pretendemos abrir el mundo al bloque, las decisiones deben ser consensuadas, con negociaciones comerciales que envuelvan a todos los estados partes», expresó.

Fue lo expuesto por Abdo Benítez durante su intervención en la Cumbre del Mercosur que se desarrolla este jueves en la ciudad paraguaya de Luque.

En la ocasión, comentó que la economía mundial demanda la consolidación de espacios como el Mercosur, que ayude a alinear los intereses en búsqueda de la prosperidad, teniendo como soporte fundamental la conciencia democrática.

Asimismo dijo que la coyuntura crítica global requiere concentrar, más que nunca, las energías en la adopción de políticas conjuntas y compartidas, que posibiliten la satisfacción de las necesidades de los pueblos.

“Una mirada en retrospectiva de este periodo en el que la presidencia pro tempore correspondió a Paraguay, permite destacar una serie de resultados, a partir de los cuales podemos avizorar un futuro promisorio en el que integración y la complementariedad comercial marquen nuestro accionar cada vez con más fuerza”, añadió.

Destaca ambicioso acuerdo entre Mercosur y Singapur

Entre los logros alcanzados resaltó, la conclusión de las negociaciones de un ambicioso acuerdo comercial con Singapur, que espera que entre en vigor próximamente. Aseveró que, por tratarse de un importador neto de alimentos, abrirá una plataforma inmensa para nuestros sectores productivos. El flujo actual es de unos 7 mil millones de dólares, por lo que con este este acuerdo puede estimarse el aumento del comercio y la inversión.

“Este es el camino que el Paraguay cree que debe seguirse para la internacionalización del bloque. Un eventual acuerdo comercial negociado de manera individual, con una economía cuya y condiciones de competitividad diferentes, constituiría una seria amenaza para la consolidación del sector industrial del Paraguay, con la consecuencias económicas y sociales correspondientes, habida nuestra estructura demográfica”, afirmó.

Pide trabajar en decisiones consensuadas como bloque

El mandatario no se mostró ajeno a abrir el bloque al mundo, sin embargo destacó la necesidad de seguir siendo fieles a la letra y al espíritu de los textos fundacionales del bloque.  Tenemos que continuar honrando los 31 años de esfuerzo para el proceso de integración, y propender siempre hacia decisiones consensuadas y negociaciones comerciales que envuelvan a todos los estados partes, exteriorizó.

En otro momento, habló del acuerdo relativo a la reducción del Arancel Externo Común en un 10 por ciento, decisión que consideró que es sumamente destacable, ya que se trata del principal instrumento de política comercial del bloque regional, y tiene como finalidad fomentar la competitividad de los sectores productivos de nuestros países.

“Además, vale subrayar lo realizado para la conformación del Centro de Arbitraje y Mediación del Mercosur, de acuerdo con la visión de dar pie a una instancia alternativa para la solución de controversias comerciales del sector privado”, añadió.

Infraestructura vial para avanzar en el proceso de integración

El gobernante mencionó que el Paraguay, pensando en la integración especialmente desde su condición de país sin litoral marítimo y del tratamiento acordado en virtud de ello, viene trabajando en el desarrollo del corredor bioceánico, para propiciar la conexión de las aguas de los océanos Atlántico y Pacífico. Esta obra nos volcará a las economías emergentes, mejorará la competitividad y contribuirá a la producción en su proyección extrarregional, alegó.

“Hoy por hoy se encuentran construidos 277 kilómetros del primer tramo del corredor bioceánico, de la ciudad de Carmelo Peralta hasta Loma Plata, mientras que el tramo entre Mariscal Estigarribia y Pozo Hondo, en la frontera con Argentina, se halla ya en vías de ejecución”, detalló.

También citó la intención de construir conjuntamente con la Argentina, el primer puente sobre el Río Paraguay en la ciudad de Pilar, además de otra infraestructura similar a ser edificada con Brasil  entre las ciudades de Carmelo Peralta y Puerto Murtinho, al tiempo que se está culminando la construcción del “Puente de la Integración”, sobre el Río Paraná.

“Asimismo, después de 12 años rehabilitamos con Bolivia el transporte de pasajeros en el paso fronterizo Infante Rivarola – Cañada Oruro, para incentivar el turismo entre ambos países. Estos hechos constituyen saltos hacia el objetivo de la integración y vuelve verdaderamente tangible, mediante la acción común, la unificación de nuestros intereses comerciales”, indicó finalmente.