Debido a la intervención que se ordenó de la cárcel de Tacumbú y los sumarios se creó un ambiente tenso dentro del presidio y hay rumores de motín por lo que se ordenó reforzar la seguridad dentro y fuera de la Penitenciaría Nacional.

Un equipo del Grupo de Reacción de Agentes Penitenciarios (GRAP) ya ingresó al penal para resguardar el lugar. También el área perimetral de la cárcel ya está reforzada por agentes policiales.

Dentro del reclusorio se vive un ambiente inestable, se confirmó la muerte de un interno, pero hay pocos detalles.

Todo este clima se dio luego que el Ministerio de Justicia decidiera intervenir la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, por 15 días y se nombró como interventor al abogado René Alvarenga.

Además se dispuso apartar de sus funciones al director del penal Manuel César Garay, y 20 agentes penitenciarios y finalmente se cerró temporalmente el ingreso de nuevos presos.

Todo esto como consecuencia de la fuga de dos presos el domingo pasado, uno de ellos  César Ramón Ortiz alias “Gordito Lindo”, miembro del clan Rotela, que salió vestido de mujer.