La ministra de Salud Pública, María Teresa Barán, adelantó los ejes de la gestión que pretende desarrollar en Salud, indicando que la descentralización de los servicios, además de la construcción de una red que sobreviva a los cambios de gobierno, serán prioritarios en los próximos cinco años.

«Nuestro primer eje va a ser el de rectoría, que entendemos y comprendemos que es algo que debemos fortalecer. Nuestro segundo eje es de la red del servicio de salud que vamos a seguir desarrollando», adelantó en su discurso de asunción al cargo, durante el acto realizado este jueves en el Ministerio de Salud.

Reconoció que es un desafío muy importante construir esta red de servicios, donde la puerta de entrada al servicio de salud tiene que ser la Unidad de Salud de la Familia, que es la que está cerca de la comunidad.

«El legado más importante que tenemos que dejar es que esta red queda establecida y que pueda transcurrir a pesar de los cambios de gobierno«, afirmó la ministra.

Igulmente consideró prioritario trabajar en la descentralización de salud, entendiendo que desde los gobiernos locales y departamentales es desde donde surgen las necesidades de salud en la poblacion. «Estos gobiernos saben cuáles son las necesidades y administrar localmente estos recursos va a traer un mejor gasto», dijo.

Así también consideró prioritario trabajar en el acceso universal a los servicio de salud, en promoción de la prevención, «porque siempre es mejor prevenir que curar». Señaló que desde el Programa Ampliado de Inmunizaciones se hará un trabajo intenso que contribuya a la prevención de las enfermedades.

Finalmente, expresó a sus colaboradores la necesidad de desarrolla un trabajo en equipo; «que nos pongamos la camiseta porque el presidente ha dicho que no tenemos margen de error«, concluyó.