Los cancilleres de Paraguay y Brasil afirmaron este martes que ambos países están muy cerca de llegar a un acuerdo sobre el establecimiento de una tarifa por la energía generada en la Itaipu Binacional para los próximos años, y destacaron la decisión de sus gobiernos de iniciar, inmediatamente, las negociaciones sobre el Anexo C del tratado binacional.

Como «un paso más», en el avance de este proceso de negociaciones, se dio este martes una reunión en la residencia presidencial Mburuvicha Róga, donde el presidente de la República, Santiago Peña, recibió al canciller brasileño Mauro Vieira, y el ministro de Minas y Energías, Alexander Silveira, además del canciller paraguayo, Rubén Ramírez, y el ministro de Industria y Comercio, Javier Giménez.

«Hoy tuvimos la oportunidad de informar al presidente Santiago Peña sobre la evolución de las negociaciones, destacando el excelente trabajo que el liderazgo técnico del ministro de Minas y Energía del Brasil y el ministro de Industria y Comercio de nuestro país están efectuando, en el marco de los avances de los aspectos técnicos y tarifarios de la entidad», resumió en conferencia de prensa el canciller Ramírez.

Refirió que ambos países están avanzando en las negociaciones relacionadas tanto con la tarifa de Itaipu Binacional para los próximos años, así como en la decisión inmediata de iniciar las negociaciones sobre el Anexo C.

«Destacamos el avance que nos augura un horizonte breve para poder concluir las negociaciones relacionadas a la tarifa y avanzar rápidamente en la conclusión del acuerdo del Anexo C. Hemos acordado principios en los que coincidimos plenamente, donde el acuerdo persigue el beneficio para ambos países», dijo el canciller.

Indicó que el objetivo es avanzar sobre la visión compartida de una entidad biancional que sea generadora de energía, pero también promotora del desarrollo de los países.

Por su parte, el canciller Mauro Viera señaló que las conversaciones en torno a Itaipu han venido siendo frecuentes y muy fructíferas entre ambos países «con una visión positiva y constructiva de encontrar las mejores soluciones para la operación de la empresa y para el beneficio de ambos países».

«Soy también muy optimista y creo que en poco tiempo estaremos en condiciones de concluir esta negociación y pasar a un paso muy importante que es la revisión del Anexo C, después de 50 años del tratado que permitió la construcción de Itaipu», dijo Vieira.

Paraguay y Brasil juegan en el mismo equipo
Por su parte, el ministro de Industria y Comercio, Javier Giménez, destacó que estas negociaciones se dan en un contexto histórico donde Itaipú ha saldado su deuda, lo que abre la posibilidad de que ambos países puedan cumplir sus objetivos y metas en cuanto a seguridad energética y desarrollo.

«Esto no es un partido entre Paraguay y Brasil, este es un partido en donde jugamos en el mismo equipo», aseveró.

Añadió que con esta visita de los ministros brasileños «estamos ya a un paso de poder salir y anunciarle al mundo la nueva tarifa para los próximos años», y resaltó «la intención que tienen ambos países de avanzar con el Anexo C, que va a definir la relación para los próximos 50 años».

«Esta visita marca un hito importante y estamos muy cerca y muy confiados de que Paraguay y Brasil van a poder llegar a un término satisfactorio en beneficio de sus pueblos», concluyó.