El presidente de la petrolera estatal se reunió ayer con camioneros y les planteó trabajar con los operadores del emblema público para superar el descuento de G. 400 inicial. Habrá otra reunión el martes.

Autoridades de Hacienda y Petropar se reunieron ayer con representantes de gremios camioneros, fleteros, tumberos, volqueteros, trabajadores de plataformas digitales, deliverys y otros, para plantear una solución a la crisis que envuelve a estos sectores a raíz de los precios de los combustibles.

Tras culminar el encuentro, el presidente de Petropar, Denis Lichi, informó que la propuesta de la entidad, de G. 400 de descuento para el gasoil común y la nafta 93 octanos, sigue en pie, y que ahora se suma la intención de alcanzar otros G. 300 más de reducción a través de los operadores del emblema nacional. Con la alternativa, los gremios anunciaron que desactivan las movilizaciones previstas.

El titular de Petropar agregó que se instalará una mesa técnica para alcanzar el beneficio y determinar la forma en que se aplicará. Al mismo tiempo, informó que el martes se volverán a reunir con los gremios.

Juan Villalba, presidente de la Central Obrera y Transporte, precisó que seguirán atentos y dijo que “depende de esa mesa cómo avanzamos en el acuerdo”. “Hay buena predisposición para solucionar los problemas lo antes posible”, señaló.

Por su parte, Lichi explicó que hablará con los operadores de Petropar, “que tienen su rentabilidad por litro, y a ver si ellos están dispuestos a ceder una parte de su utilidad para poder de esa forma tratar de llegar a los G. 700” de descuento. “Habrá quienes estarán de acuerdo y quienes no, pero los camioneros saben esta situación (…). Sería ver la buena predisposición, y la situación como una oportunidad. Sería fidelizar clientes y vender más”, expresó.

Optimismo sobre el acuerdo

Por su parte, el dirigente camionero de Tobatí, Darío Toñánez, reconoció ayer que no se alcanzará el descuento de G. 1.000, pero llegaron a un acuerdo para buscar mejores precios en Petropar. Se mostró optimista e incluso auguró que el descuento podría llegar hasta G. 800. Detalló que el beneficio será otorgado a través de un registro de los camioneros y transportistas e informó que con el acuerdo se desactivan las manifestaciones del sector al que representa. “Tendremos los G. 400, más otras ventajas a ver con el presidente de Petropar, y de algunas estaciones para también reducir los precios de ese lado. Realmente hablando puede que cedan un poco sus ganancias para equiparar y ayudar a este sector”, expresó Toñánez. Agregó que hoy volverán a reunirse con Lichi y el operador de Petropar en Tobatí para pulir los detalles.

Fuente:UH