El presidente de la República electo, Santiago Peña, acompañado por miembros de su futuro gabinete, sostuvo un encuentro de alto nivel con el embajador de los Estados Unidos, Marc Ostfield, y otras autoridades del país norteamericano.

La jornada diplomática comenzó con la visita del presidente electo Santiago Peña, acompañado del futuro canciller, Rubén Ramírez, y la próxima jefa de Gabinete, Lea Giménez, a la sede de la Embajada de EE.UU. En este encuentro, se abordaron asuntos de mutuo interés y se reforzaron los lazos entre ambas naciones.

Al finalizar el encuentro, fue el futuro canciller, Rubén Ramírez, quien compartió detalles sobre los temas discutidos con las autoridades estadounidenses.

“Se trató de trabajo normal en el que hablamos del fortalecimiento de las relaciones”, señaló Ramírez, al hacer referencia a la agenda bilateral que contempla cooperaciones en áreas clave como la formalización de la economía y la lucha contra el crimen organizado.

El futuro canciller también destacó la próxima visita de una delegación estadounidense con motivo de la asunción de Santiago Peña el próximo 15 de agosto, encabezada por la ministra del Interior de los EE.UU, Debra Anne “Deb” Haaland. Esta delegación buscará fortalecer la cooperación en temas cruciales como la seguridad transfronteriza y la lucha contra el crimen organizado.

Ante preguntas sobre la posibilidad de intercambio de documentos o discusiones sobre casos de extradición, Ramírez aclaró que estos puntos no formaron parte de la conversación y corresponden a asuntos de índole político.