El control cruzado a los turistas que fueron a las playas del Brasil sigue arrojando resultados positivos en los grupos que vienen en buses y vehículos particulares. Ahora, los funcionarios de Salud Pública y Migraciones, munidos con trajes de bioseguridad, suben a los vehículos para la revisión de los documentos de los excursionistas, mientras que los casos positivos llegan casi a 50, de acuerdo a los controles de fin de semana.

El Dr. Francisco López, director de vigilancia y control de fronteras del Ministerio de Salud, estuvo el fin de semana en la zona primaria y explicó que los que retornan del Brasil deben contar con test de PCR, realizado al menos 48 horas antes del retorno o antígeno realizado 24 horas antes de volver a territorio nacional. El compatriota que no tenga ese estudio, debe retornar al vecino país para someterse a la prueba.

“Estamos en contacto permanente con la gente de ANVISA y sabemos que el test de antígeno no pasa los 80 reales, también cruzamos información sobre cualquier irregularidad que pueda aparecer, algún test que nos parezca sospechoso o si ellos detectan carné de vacunación de nuestro país que sean falsificados como ocurrió en aeropuertos”, expresó el Dr. López.

Los casos positivos que son detectados se informan a las regiones sanitarias donde fijan residencia las personas y el personal de salud del sector debe hacer el seguimiento. La recomendación es que se aíslen por 10 días y también sus contactos que estaban en los buses, además de hacerse el test correspondiente, para evitar propagar a otras personas de su entorno.

Hasta el momento, los grupos de viajeros que retornaron al país con Covid positivo son, en su mayoría, del departamento Central y la capital del país. La mayoría de los contagios se dieron en el Estado de Santa Catarina, zona preferida por los paraguayos a la hora de ir de vacaciones en la costa del Atlántico.

SIN CONTROLES HASTA 30 KM DE LA FRONTERA

El director de Control Migratorio, Fabio Espinoza, explicó que, si los turistas van a unos 30 kilómetros del territorio nacional, no se les exige la prueba de Covid para ingresar al país y tampoco debe hacer el trámite migratorio de salida y entrada. El funcionario dijo que el personal está entrenado para conocer la versión real del viajero cuando son abordados.

De hecho, Migraciones reforzó la cantidad de funcionarios en el paso fronterizo, debido a la gran cantidad de paraguayos que cruzan la frontera para vacacionar y también los que están regresando. De acuerdo a lo mencionado por Espinoza, esto se va a extender por todo el mes de enero, plazo en que se tiene el mayor movimiento.

Son más de 1.500 paraguayos que cruzan al día y casi la misma cantidad los que retornan, en su gran mayoría en los buses de turismo. También los vehículos particulares están en la mira de la fiscalización, ya que muchos fueron sorprendidos que cruzaron al vecino país, sin realizar la declaración correspondiente en Migraciones.

Fuente:La Clave