El embajador de Estados Unidos, Marc Ostfield, se reunió con el canciller Julio Arriola, asegurándole al ministro que las designaciones sobre corrupción significativa no son políticas, sino que EEUU ejerce su derecho de decidir quién es elegible para ingresar a su territorio.

“Seguiremos usando todas las herramientas disponibles para combatir la corrupción, y la decisión de utilizarlas está determinada únicamente por la evidencia y las autoridades legales de EE.UU”, expresó.

Reiteró además que seguirán trabajando con el presidente Mario Abdo en áreas de interés mutuo para el beneficio de ambos países.

Fuente: Megacadena de Comunicación