La Audiencia de Barcelona ha condenado al futbolista Dani Alves a 4 años y medio de cárcel por violar a una joven en el baño de un reservado de la discoteca Sutton de Barcelona la noche del 30 diciembre de 2022, forzando la voluntad de la víctima “con uso de la violencia”.

En la sentencia, notificada este jueves, la sección 21 de la Audiencia condena por un delito de agresión sexual a Alves, que ya lleva poco más de un año en prisión preventiva, a cuatro años y medio de cárcel, cinco de libertad vigilada y nueve de alejamiento de la víctima, a la que deberá indemnizar con 150.000 euros.

En el juicio, que se celebró entre el 5 y el 7 de febrero pasados, la Fiscalía pidió nueve años de cárcel para Alves y la acusación particular, doce.

El hecho ocurrió en una discoteca de la ciudad de Barcelona y de acuerdo a los datos proporcionados en el juicio, Alves “tomó bruscamente” a la víctima, la tiró al suelo y, evitando que se pudiera mover, la violó, “pese a que la denunciante decía que no, que se quería ir”.

Según la audiencia, “para la existencia de agresión sexual no es preciso que se produzcan lesiones físicas, ni que conste una heroica oposición de la víctima a mantener relaciones sexuales”.

Dani Alves se encuentra detenido en una cárcel de Barcelona; el hombre ya cumplió un año y un mes en carácter de prisión preventiva. Sin embargo, una vez transcurrido ese plazo, también le esperan otros cinco años de libertad vigilada.

Fuente: EFE.