El presidente electo, Santiago Peña, reivindicó su compromiso de cercanía con los pobladores, así como su involucramiento para cada uno de los procesos de gestión. Fue durante su visita al departamento del Guairá.

“Hoy vengo a pedirles que estemos más unidos que nunca. Estoy seguro del mensaje dejado por el pueblo: quiere que nosotros gobernemos al servicio de todos los paraguayos, pero debemos gobernar con seriedad, responsabilidad y firmeza. Nunca debemos olvidar por qué hacemos lo que hacemos y que todo se trata de la gente”, expresó el próximo mandatario.

Resaltó que la gestión a ser desarrollada debe verse absolutamente reflejada en la calidad de vida de la gente. Se refirió a la importancia de no administrar con flaqueza y mucho menos con errores, recordando que desde el 15 de agosto tanto él como los diferentes gobernadores electos asumirán un compromiso durante los próximos cinco años.

Destacó el gran nexo constitucional que se observa por parte del vicepresidente de la República, Pedro Alliana, pues cada una de las mayorías existentes en el Congreso son ampliamente trabajadas para no solo garantizar la gobernabilidad necesaria para la administración entrante, sino también para desarrollar verdaderos programas de gobierno con los cuales se logren efectuar los proyectos pendientes, según mencionó.

Manifestó también que la reunión en el Guairá podría catalogarse como el primer gran encuentro entre autoridades electas y dirigentes del Partido Colorado, debido a la gran concurrencia de la mayoría de los representantes.

Fuente: ADN Digital