Casos se reportan actualmente en Reino Unido, España, Portugal y Estados Unidos.Hasta el momento se desconoce la magnitud real del contagio, por lo que los casos están siendo investigados.

Tras la divulgación de una alerta por casos positivos de viruela del mono, hizo que muchos médicos estén atentos a las lesiones que se están viendo, “muchas de ellas son leves y por lo tanto dejan pasar”, declaró el Dr. Guillermo Sequera. Reveló que se trata de una enfermedad que en la gran mayoría de los casos se cura sola, pero luego de la alerta, muchos países empezaron a investigar y encontraron casos de la enfermedad en su comunidad.

Cabe resaltar que la viruela del mono es una enfermedad muy parecida a la viruela que se encuentra erradicada, perteneciente a la misma familia filogenética y que se da principalmente en las zonas de África central y occidental.

El titular de Vigilancia de la Salud expuso que los casos registrados en países de Europa y Estados Unidos están siendo investigados. “Los primeros casos detectados se vincularon a hombres que tienen sexo con hombres, sin embargo, se está viendo que esta transmisión se da igualmente en cualquier otra actividad humana y no necesariamente sexual. Los contagios se pueden dar compartiendo vasos o utensilios con de la persona infectada, por contacto directo o intercambio de fluidos corporales”, puntualizó el médico.

Indicó que Paraguay se encuentra atento a nuevas informaciones que puedan surgir en los próximos días, tanto de la OMS como de los países que están investigando sus casos. Sequera mencionó que aún no se tiene claro cómo es que ahora hay tantos casos fuera de su zona endémica, puesto que no se registra mutación; “varios de los infectados no fueron a África, no se sabe mucho de cómo es el inicio, pero se está investigando”, dijo.

Por otra parte, reveló que la viruela símica es una enfermedad relativamente leve, que no cuenta con alta letalidad como su prima la viruela, pero sí es molestosa. Inicia con dolores musculares, dolores de cabeza, fiebre, posteriormente aparece como sarpullido, vesículas y lesiones pustulosas ulceradas que duelen, además de inflamación de ganglios.

Antecedentes

El 7 de mayo de 2022 se informó a la OMS de un caso confirmado de viruela símica en una persona que viajó del Reino Unido a Nigeria y luego regresó al Reino Unido. Días después, el 13 de mayo, se notificó a la OMS dos casos confirmados por laboratorio y un caso probable de viruela símica en el mismo hogar, en el Reino Unido.

El 15 de mayo, se informaron cuatro casos adicionales confirmados por laboratorio entre los asistentes a los Servicios de Salud Sexual que presentaban una enfermedad de erupción vesicular y en hombres homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (GBMSM). Es importante evitar la estigmatización a las personas infectadas. Muchos de los casos actuales corresponden a hombres que se identifican como homosexuales, bisexuales u hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, un patrón inusual que no se ha visto en brotes anteriores de viruela del simio. Eso ha generado dudas sobre una nueva ruta de transmisión, pero el sexo obviamente implica un contacto cercano prolongado, que es la forma en que normalmente se propaga el virus. Como mostró COVID, las primeras narrativas sobre una enfermedad pueden endurecerse rápida y prematuramente en una tradición aceptada. Y si esas narrativas se convierten luego en estigma, lo que podría evitar que las personas con síntomas, que no correspondan a este grupo de población, no sean identificadas. 

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela símica o también llamada viruela del mono, es una zoonosis selvática con infecciones humanas incidentales. Se trata de una enfermedad rara provocada por un virus transmitido de los animales a las personas. Es causada por el virus de la viruela del simio que pertenece a la familia de los ortopoxvirus. El reservorio animal sigue siendo desconocido, aunque es probable que se encuentre entre los roedores.

Se da principalmente en las zonas remotas de África central y occidental, cerca de las selvas tropicales.

Síntomas

Produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves: fiebre superior a 38,5 grados; intenso dolor en la cabeza, articulaciones, musculares y en la espalda; inflamación de los ganglios linfáticos; y una característica erupción cutánea con ampollas que evolucionan hasta convertirse en pústulas que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, incluidos los genitales.

La erupción cambia y pasa por diferentes etapas, y puede parecerse a la varicela o la sífilis, antes de finalmente formar una costra, que luego se cae.

La viruela símica suele ser una enfermedad autolimitada con síntomas que duran de 14 a 21 días. Los casos graves son muy raros.

El período de incubación de la viruela del simio suele ser de 6 a 13 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días.

¿Cómo se transmite?

El mecanismo de transmisión es contacto estrecho y respiratorio. Por exposición a gotitas a través de gotitas grandes exhaladas y por contacto con lesiones cutáneas infectadas o materiales contaminados estrechos (intercambio de fluidos).

El contacto con animales vivos y muertos a través de la caza y el consumo de carne de caza o animales silvestres son factores de riesgo conocidos.

La viruela del mono no se ha descrito previamente como una infección de transmisión sexual, aunque puede transmitirse por contacto directo durante las relaciones sexuales. También se puede transmitir a través de otro contacto cercano con una persona que tiene viruela del simio o el contacto con ropa o ropa de cama usada por una persona que tiene la viruela del simio.

Tratamiento

La vacunación contra la viruela ha demostrado ser útil para proteger contra la viruela del mono. Los casos reportados se están viendo en personas que no fueron inmunizadas con la antivariólica o que nacieron luego de finalizar la vacunación contra la viruela cuando fue erradicada en diciembre de 1979.

“Todos los que nacieron después de esta fecha están expuestos a contraer el virus, mientras que los que nacieron antes y fueron inmunizados, probablemente cuenten con inmunidad frente a la viruela del mono”, expresó el director de Vigilancia de la Salud, Dr. Guillermo Sequera.

Si bien se aprobó una vacuna (MVA-BN) y un tratamiento específico (tecovirimat) para la viruela del simio en 2019 y 2022 respectivamente, estas contramedidas aún no están ampliamente disponibles y las poblaciones de todo el mundo, menores de 40 o 50 años, ya no se benefician de la vacuna, protección brindada por los programas previos de vacunación contra la viruela.

Definición de caso de brote sugerida por la OMS (en desarrollo) – Definición de casos de vigilancia de la OMS.