La Policía Nacional de Colombia informó que se procedió a la detención de 17 personas de distintas nacionalidades vinculadas a distintos grupos de narcotraficantes, entre ellas un piloto que era parte de una banda criminal que fue investigada por el fiscal Marcelo Pecci.

La operación surge tras los trabajos de cooperación realizados por unidades especializadas de Colombia, Estados Unidos y Paraguay, apoyados por la Interpol y Europol. Las investigaciones se dan tras el asesinato del fiscal Marcelo Pecci en Barú, Cartagena.

Según informó Jorge Luis Vargas, director de la Policía en Colombia, entre los detenidos hay 12 colombianos, dos venezolanos, un italiano, un dominicano, un holandés y un albanés.

Entre los detenidos se destaca Diego Mauricio Blanco, presunto piloto del Clan Rocha de Brasil, que tendría vínculos con el Primer Comando Capital (PCC) y quien era investigado por el fiscal asesinado Marcelo Pecci.

Medios colombianos indican que las capturas se llevaron a cabo en Bogotá, Cundinamarca, Valle del Cauca, Risaralda, Antioquia, Bolívar, Atlántico y Nariño.

En un comunicado emitido a través de las redes sociales, el jefe de la Policía colombiana aseguró que entre los detenidos se destacan miembros de los criminales los Brunos de Perú, Clan Rocha del Brasil, el grupo NL de Holanda, la ‘Ndrangheta de Italia y otra red que opera en República Dominicana.

El alto jefe policial aseguró que los capturados son solicitados por varios países y se sospecha que se dedican al tráfico internacional de cocaína. Asimismo se presume que el lavado de dinero se daría en Paraguay.

Según Vargas, “la droga era enviada a esos países a través de barcos de carga, vehículos con caleta, con ocultamiento de cocaína en alimentos, equipos de farmacia, materiales de construcción y otras modalidades de ocultamiento”.

Fuente:UH