Autoridades paraguayas informaron que se instalará una mesa de trabajo para encontrar soluciones a los problemas planteados en la hidrovía Paraguay-Paraná y la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), tras una reunión «positiva, con ánimos de lograr acuerdos» con autoridades argentinas.

El canciller Rubén Ramírez y la ministra de Obras Públicas (MOPC), Claudia Centurión, recibieron este lunes a la secretaría de Energía del país vecino, Flavia Royón, acompañada del presidente de la Administración General de Puertos, José Beni, el director de la EBY, lado argentino, Fernando de Vido, y el asesor del Ministerio de Economía, Raúl Peréz.

En una declaración posterior, las autoridades afirmaron que se mantendrán en reserva los detalles de los temas tratados hasta culminar las negociaciones. El canciller agregó que se inicia un proceso de discusiones y consultas entre las autoridades de ambos países.

La comitiva paraguaya estuvo integrada también por el viceministro de Minas y Energías del MOPC, Mauricio Bejarano, la viceministra de Relaciones Económicas de la Cancillería, Patricia Frutos, el director de Recursos Energéticos, Osvaldo Ostertag, y el director financiero de la EBY, lado paraguayo, Federico Vergara.

Situación con Argentina

El viernes pasado, el presidente de la República, Santiago Peña, anunció que presentará una demanda en el Tribunal de Arbitraje del Mercosur contra la Argentina por incumplimiento de la libre navegación, luego de la retención de barcazas paraguayas por orden de la Administración General de Puertos.

La retención fue ordenada por la falta de pago de las empresas paraguayas del peaje pretendido por Argentina en un tramo de la hidrovía Paraguay-Paraná. Esta medida, implementada desde este año, es rechazada por Paraguay por considerarla unilateral y contraria al Tratado de la Hidrovía, suscripto por ambos países más Brasil, Bolivia y Uruguay.

Este domingo fue emitido un comunicado conjunto firmado por los cuatro países de la hidrovía solicitando a Argentina el restablecimiento de la libre navegabilidad.

Respecto al peaje, la postura de Paraguay es que esta tasa sea aplicada de manera consensuada entre los cinco países que comparten la hidrovía.

Deudas con la EBY

Otro punto de disputa con Argentina es la falta de pago de US$ 150 millones por la energía cedida por Paraguay en la hidroeléctrica de Yacyretá.

El presidente Peña señaló en entrevista con un medio argentino el domingo que «Paraguay retira muy poca energía históricamente como un gesto para que Argentina tenga mayor disponibilidad, sabiendo que tiene un déficit energético muy importante».

Tras la falta de compromiso para el pago de deudas, Paraguay inició el retiro del 100% de la energía que le corresponde de la EBY, obligando a Argentina a adquirir suministro a precios más elevados en otros sistemas eléctricos.

Además de estas medidas, en su conferencia del viernes el titular del Poder Ejecutivo adelantó que Paraguay no prestará su conformidad en la próxima revisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en su acuerdo con Argentina, prevista en noviembre. Peña recordó que nuestro país dio su «no objección» para un desembolso de US$ 7.500 millones, aún existiendo compromisos incumplidos con los pagos por la energía de Yacyretá.